Buscar

miércoles, 6 de julio de 2011

Receptores de tipo Toll



En 1996, científicos demostraron que ciertos receptores presentes en la mosca de la fruta (Drosophila) eran esenciales en el proceso de la inmunidad antifúngica. A partir de allí se encontraron similaridades con receptores en otras especies (incluidos mamíferos) que poseían una función similar en cuestión de inmunidad. Por esta razón se los llamó Toll (una expresión de festejo en idioma alemán).



Los TLR son constituidos por once tipos de receptores de membrana. Tiene en su estructura un componente similar que se encuentra presente en receptores de Interleuquina 1, razón por la cual se le denominó TIR (Toll/IL-1 receptor) al dominio.



Imagen: tabla de los receptores Toll-Like, hacer click para agrandar.




En la tabla puede observarse los diferentes receptores de patrones Toll-Like desde el 1 al 13 cada uno con su ligando característico, el agente que reconoce, el tipo de localización celular y las células en las que puede encontrarse.


¿Qué acción realizan los receptores Toll-like una vez que son activados?


Estos receptores pueden desencadenar la migración de las células presentadoras hacia los tejidos linfáticos secundarios, también provocar el incremento de la expresión de moléculas coestimuladoras para la respuesta inmune como B-7 (CD80/86), a su vez también estimula la expresión de HLA de tipo I y II.

Por último se inducirá mediante mecanismos de estimulación génica a la producción de citocinas.


En células con capacidad fagocítica, los TLR pueden actuar estimulando la fagocitosis además de aumentar el potencial microbiocida e inducción de quimiocinas y citocinas.


Los TLR en neutrófilos provocan el aumento de su vida media y lo activa para cumplir su función microbiocida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...